Story of a girl

Part II

El padre demasiado feliz le responde que hablará con su madre para que en el próximo año se fuese a vivir con él y junto a su esposa que pronto daría a luz a una niña que tendría que llamarla “hermana” si quería continuar viviendo con él. Tremenda equivocación que ha podido cometer esta irrazonable niña, las decisiones que llegan a tomar los niños menores de 12 años aproximadamente no deberían tomarse propiamente en cuenta y dichos casos deberían llevarse a terapias con psicólogos certificados del bienestar familiar para tomar la mejor opción en que se encontraría una niña menor de dicha edad anteriormente mencionada.

Así es como pasan estos casos donde ambos padres son involucrados en equivocaciones que se verá afectado en un par de años, cuando en verdad no saben todo el daño emocional que le producen desde este juego ridículo al mejor padre “comprando a su hija”, en dichos años se darán cuenta de lo que les menciono. Tener un hijo siendo joven quizá nunca será mejor opción para iniciar una “familia” y menos si no se está seguro que en verdad deseas conformarla con esa persona, equivocaciones desde esto conllevan a este “no sé qué hacer con mi hijo(a)” y por ende recurren a estas faltas que serán cobradas tarde o temprano, lamentablemente lo que demos eso mismo recibimos o de la manera en que arrebatemos a una persona así mismo nos la van a arrebatar, y en defectuosos y decepcionantes casos en que nos metemos en un sitio que jamás será correspondido así mismo será, no correspondido ni aceptado por el resto.

Continuando con la historia de la niña, la madre pasaba en una situación en que realmente no sabía por qué no se la había ganado si su buen trato con ella y el amor que siempre le había demostrado a ella simplemente ya no le servía, el padre había hecho de las suyas y evidentemente ella no sabía cómo resolver el dilema.. así que la madre amplió su mente, lo mejor que podía hacer para ver a su hijita “feliz” era dejar que se marchara con su padre, aparentemente la cuidaba más y le podía dar más cosas que ella misma no tenía ni para ofrecerle de la misma calidad que él.. vemos el caso de una madre que no trató de hacer un esfuerzo mínimo por su pequeña, dejó que las cosas materiales y la alta educación estuviera en la vida de ella sin darse cuenta la necesidad de que una madre en próximos años sería lo desearía la pequeña; punto que no tuvieron en cuenta en aquel juicio en el “bienestar familiar” al igual que la madre de no percatarse o dar un poco de sí misma para estar con su hija, el hecho que la pequeña le haya dicho “..ya no te quiero..” la puso en crisis y se preguntaba “¿Qué deje de hacer para que ella no me quiera y no valore lo poco que puedo darle?”.. se ha quedado con este interrogante por un par de años, no fue capaz de preguntarle a su única hija en este entonces.

img_5957

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s